Levantó la cabeza e inspiró intentando inhalar todo el oxigeno de la estancia .
cerró los ojos y exhalo el aire muy lentamente , armado de paciencia sacó su teléfono móvil emitiendo
un sonido estridente desde hace infinitos minutos.
colocándolo enfrente suyo, contestó en modo altavoz .antes de poder articular palabra el aparato
vomitó una incisiva voz de señorita:
-“le llamamos de la compañía de lotería ; ¿es usted el propietario del boleto dos mil tres?
sacó la cartera para mirar el boleto, con los codos apoyados en las rodillas hizo un mal juego
de manos y ambos cayeron entre sus piernas.
mirando hacia abajo comprobó como se hundían en el inodoro el teléfono ,donde aún se podía escuchar
algo como “ganado ! blup, blup ¡ millones de euros” y el boleto , humedeciéndose la tinta del numero
dos mil tres.
de repente algo cayo sobre ellos acompañado de un sonido menos delicado.
Dotar Sollar
Volver a concurso de microrrelatos “La Estancia” >>
Share This